La adicción al bisturí es un problema de imagen corporal

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La adicción al bisturí es un problema de imagen corporal

Mensaje  Admin el Vie Mayo 20, 2011 5:16 pm

El trastorno dismórfico corporal o adicción al bisturí constituye una alteración mental que no siempre está vinculada a desórdenes alimenticios.

Pero se caracteriza por la obsesión por la imagen corporal y la creencia de poseer múltiples defectos físicos que intentan revertir con conductas compulsivas, exageradas y nocivas para la salud como la cirugía cósmetica.

“Afecta a un 2% de la población y tiende a ser más común en personas con trastorno obsesivo compulsivo por lo que el treinta por ciento de los afectados sufre simultáneamente un trastorno alimentario adicional que también se encuentra vinculado a la imagen distorsionada de sí mismo. Las víctimas de esta afección sienten vergüenza de sí mismo, depresión, ansiedad y viven angustiados intentando ocultar o revertir su ‘grave defecto’, y por lo general con autoestima baja”, aseguró el psicólogo Geovanny García Pozo.

Se presenta con igual frecuencia en hombres y mujeres, pero los primeros suelen sufrir una versión particular llamada dismorfofobia muscular, en la cual se ven débiles y con poco estado físico y recurren al entrenamiento exagerado y extremo, junto al uso de esteroides anabólicos en abundancia para superar su gran defecto ficticio.

“Muchos recurren a las cirugías estéticas para paliar su angustia y resolver su ‘defecto’, sin embargo, el trastorno dismórfico corporal no les permite conformarse con la apariencia lograda y el problema persiste al igual que la sintomatología. “La causa de este trastorno no es única ni del todo clara, aunque se sabe que pequeñas particularidades cerebrales pueden incidir en su desarrollo”, aseveró García Pozo.

En su tratamiento, se ha demostrado los grandes logros de la psicoterapia y la terapia congnitiva - conductual, así como la farmacoterapia para revertir la sintomatología y la percepción irreal y desfigurada de sí mismo.
Las personas que tienen una seria adicción a la cirugía cosmética a menudo tienen las imágenes del cuerpo extremadamente pobres, o un trastorno dismórfico corporal.

“Hay dos señales de advertencia sobre la adicción a la cirugía estética, las expectativas poco realistas y la negativa a escuchar lo que su cirujano aconseja. Si una persona está satisfecha después de realizarse una o dos cirugías, es normal. Hay mucha gente que tiene imágenes pobres de sí mismas. Sin embargo, se convierte en una adicción si se dispone a los procedimientos de la cirugía plástica una y otra vez, a menudo hasta el punto de verse peor en lugar de mejorar”, explicó el psicólogo.

Los pacientes que entienden que la perfección no se puede lograr muestran un comportamiento más normal y normalmente están satisfechos con su apariencia.


Tratamiento
“El mejor tratamiento para la adicción a las cirugías estéticas, especialmente si es un resultado de trastorno dismórfico corporal, es la terapia de conducta cognitiva, en particular, ha demostrado disminuir los síntomas. Otro tratamiento a veces utilizado son los inhibidores de la recaptación de la serotonina, un medicamento que incrementa el nivel de serotonina en el cerebro. Las personas que quieren obtener ayuda y que quieren entender por qué siguen yendo por más cirugías tienen más probabilidades de beneficiarse de la terapia”, concluyó el especialista.
Si los pacientes se vuelven obsesivos y adictos a los tratamientos los cirujanos deben detener el tratamiento de ellos. Es necesario que el paciente consulte con un psiquiatra, ya que es un problema de salud mental.


Actrices desfiguradas por su adicción al bisturí

-1 Hang Mikou. Su primera experiencia fue a los 28 años y se volvió adicta a la cirugía estética. Luego comenzó a inyectarse silicona en el rostro.

-2 Jocelyn Wildenstein. Se gastó cuatro millones de dólares para que su cara se pareciera a la de un gato.

- 3 Maria Geronazzo. La joven húngara decidió pasar por el quirófano antes de hacerse actriz porno.

- 4 Donatella Versace. Decide cambiar su cara de manera radical como consecuencia de la cirugía.


Síntomas

- Innumerables cirugías estéticas en una misma parte del cuerpo.

- Obsesión con un defecto muy pequeño.

- Expectativas irrealistas.

- Negativa a escuchar consejos de un especialista.

- Se crea defectos donde no los hay.


Por: Yaqueline Hurtado

.................................................................................
http://www.cronicadelquindio.com/noticia-completa-titulo-la_adiccion_al_bisturi_es_un__problema_de_imagen_corporal-seccion-general-nota-29910.htm

Admin
Admin

Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 21/03/2010

Ver perfil de usuario http://dismorfofobia.activoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.